Actualización

Actualización sobre protestas en Cuba 2024 (enero-febrero)

A pesar del cerco a la información que mantiene el régimen cubano y su negativa a reconocer eventos de protestas, el aumento de frecuencia de las manifestaciones ciudadanas confirma el avance de la crisis sistémica en el país, la desconfianza en las instituciones oficiales y el carácter represivo de las autoridades. 

Hasta el lunes 19 de febrero, durante lo que va de 2024, han sucedido en Cuba al menos 11 protestas, ya sean acciones individuales o colectivas dirigidas a expresar ideas de  disenso y a denunciar situaciones de pobreza extrema o represión. Justicia 11J ha documentado 10 en el espacio público y 1 en el espacio virtual. Al menos 4 fueron reprimidas. 

Según las categorías manejadas por este grupo de trabajo, en relación con la cantidad de participantes en las protestas públicas, fueron 6 en solitario, 4 grupales y 1 familiar. 

Del total de las protestas en el espacio público, 5 implicaron carteles con mensajes antigubernamentales y sobre la crisis económica del país; en 2, los participantes gritaron consignas; 1 consistió en la grabación en vivo de denuncias y consignas mientras se caminaba en el espacio público; 1 supuso el cierre de calles; y en 2 se quemaron desechos sólidos. 

  • Protestas ante la carencia de servicios básicos 

En relación con las pésimas condiciones de acceso a los derechos fundamentales de alimentación, salud y trabajo, y la falta de servicios sociales básicos, el 5 de enero de 2024, residentes de Lawton. en el municipio de 10 de Octubre, prendieron fuego a la basura acumulada en las esquinas de San Anastasio y Carmen. El 30 de enero, en la Habana Vieja, una familia con tres niños cortó el tráfico en la intersección de la calle Villegas, entre Obrapía y Lamparilla, reclamando que le autorizaran a legalizar y reparar su vivienda en mal estado. La protesta terminó luego de que la policía se personara en el lugar. 

El 15 de febrero, Alberto Turis Betancourt, quien participó en las manifestaciones del 11 de julio de 2021, realizó una protesta en la calle con un cartel reclamando por la mala calidad del agua potable y la falta de atención de las autoridades responsables. Turis Betancourt caminó con varias pancartas gritando que el agua se encontraba sucia y que la compañía Aguas de La Habana no se pronunciaba al respecto. El acceso al agua potable en municipios como la Habana Vieja o 10 de Octubre se ha convertido en un problema dramático, donde las averías en la red de suministro han provocado largos períodos de tiempo sin acceso al agua. En noviembre de 2023, varias personas cerraron una calle céntrica de la Habana Vieja como protesta por el mismo motivo.

Alberto Turis Betancourt protesta por la mala calidad de agua potable en La Habana / Captura de video

El 17 de febrero, un hombre se lanzó a una calle  en El Vedado (Plaza de la Revolución) a corear consignas antigubernamentales; además de declarar que había renunciado a su trabajo en Salud Pública por hastío ante la situación general del país. Durante el video de la protesta, se ve llegar a la policía para interceptarlo. El mismo día, vecinos de Las Tosas, Sancti Spíritus, dieron candela a un basurero en medio de un apagón como protesta. Desde inicios de año, Cubalex ha reportado el aumento de los niveles de afectaciones eléctricas con déficits de generación de más de un tercio de la demanda del país. Esto ha provocado un incremento en las protestas por cortes de energía, las cuales han adquirido un carácter recurrente, pudiendo dar lugar a nuevos estallidos sociales este año. 

  • Protestas en el espacio virtual

El uso de las redes sociales para protestar en Cuba se ha vuelto también un medio focal para el ejercicio de los derechos al convertirse estas, en múltiples ocasiones, en plataformas de reclamos. El 16 de enero de 2024, un grupo de madres decidió expresar su desesperación ante la falta de leche para alimentar a sus hijos a través de mensajes en el chat y publicaciones en la página de Facebook del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN). Recientemente, hemos visto la movilización de madres cubanas ante instituciones estatales para el reclamo de derechos básicos como la alimentación y la salud: basta recordar cómo el 24 de noviembre de 2023 varias madres cubanas se plantaron con sus hijos frente al Ministerio de Salud en La Habana para exigir una atención médica digna; o cómo el 23 de octubre de ese mismo año mujeres y madres, acompañadas de sus hijos, bloquearon con una fila de tanques vacíos una carretera en el municipio guantanamero de Maisí.

  • Represión a opositores

El 11 de enero, el opositor y expreso político José Antonio Pompa colgó un cartel en la fachada de su vivienda en La Habana, en el que se leía: “SOS Mis hijos se mueren de hambre”. Pompa cuenta con un largo expediente de represión política, siendo, en 2011, expulsado de su centro laboral por presiones de las autoridades cubanas; lo cual se volvió a repetir hace poco tiempo, mientras trabajaba en una pizzería particular (Pizzas Pachi). Es notable cómo, a pesar de ser esta última una pequeña empresa con personalidad jurídica y “privada”, no escapa del control del Estado y de su presión.

Lo anterior ha hecho que su situación económica se precarice y le sea imposible encontrar sustento para él y su familia. Además, su hijo, de menos de 1 año de edad, padece Síndrome de Pierre Robin y, no solo no ha sido asistido por la salud pública cubana con el tratamiento necesario, tampoco les han sido facilitados los medios para garantizarle una alimentación acorde a su enfermedad. 

  • Protestas antigubernamentales

En medio de un contexto de represión y hostigamiento constante, la oposición continúa articulando modos de protestas y reclamos. El 2 de febrero, en Matanzas, José Oscar Sánchez Madan fue detenido durante más de doce horas y se le impuso un acta de advertencia por presentarse en el parque de Matanzas con un cartel donde se leía “Cuba Libre Sí, Socialismo No”. Sánchez Madan es coordinador Político del Consejo Nacional del Foro Antitotalitario Unido (FANTU) y, al igual que Pompa, ha sido hostigado por la Seguridad del Estado; instancia que propició que lo expulsaran de los trabajos particulares donde laboraba. Dichos sucesos han dado lugar a sus protestas recientes. El 4 y 5 de febrero volvió a ser detenido por manifestarse en la calle con dos carteles. Luego de su última protesta, fue interrogado y conducido a la estación policial de Playa. Desde entonces permanece  retenido. 

  • Protestas por condenas injustas a presos políticos

La situación de vulnerabilidad que viven los presos políticos y la criminalización de toda protesta pacífica por el gobierno cubano provoca que sus familias continúen reclamando la liberación y el derecho a un juicio y trato justos para sus familiares. El 13 de febrero, autoridades cubanas dejaron concluso para sentencia el juicio contra el rapero y activista Yasmany González Valdes, solicitando la Fiscalía 6 años por el delito de “propaganda contra el orden constitucional”. Dos días después, durante una transmisión en Facebook, Ilsa Ramos, —esposa de González— y Mireya Jiménez comenzaron a gritar consignas antigubernamentales en el Malecón como protesta por la condena. 

Luego del estallido social del 11 de julio de 2021, y  el intento fallido de Marcha Cívica por el Cambio (15N), Justicia 11J ha documentado la celebración de 300 protestas en el espacio público. De ellas, 182 han sido multitudinarias; 32, grupales; 49, en solitario; y 14, eventos familiares. De acuerdo a su tipología, 106 han sido cacerolazos; 45 han implicado cierres de calles; y 30, la realización, portación o colocación de carteles. 

Desde Justicia 11J reclamamos el derecho a la libre expresión, asociación y manifestación de la sociedad cubana. Asimismo, alertamos nuevamente sobre la represión que ejerce el gobierno y sus autoridades contra el disenso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba