Boletines

¿Qué pasó en Cuba el 11 y 12 de julio de 2023?

Para conmemorar el segundo aniversario del levantamiento popular, fuertemente reprimido por el régimen del Partido Comunista, que quedó en la historia como “el 11J”, la semana pasada varias personas encarceladas por motivos políticos emprendieron diferentes acciones. Las fuerzas del Estado cubano encontraron una oportunidad más para ejercer su constante violencia política y continuar atentando contra los derechos humanos.

Desde Justicia 11J hemos monitoreado los sucesos y hemos querido destacar cifras y casos en relación con presos políticos y manifestantes de diversas protestas, en excarcelación, aunque continúan llegando reportes que pudieran alterar los siguientes datos:

Personas que se vistieron de blanco en prisión, en señal de protesta: 9 

Ayunos/huelgas de hambre en prisión: al menos 13

Otros actos de protesta en prisión: 2

Desapariciones/traslados a celdas de castigo y amenazas en prisión: 7 

Desapariciones/detenciones arbitrarias: 6

Varios prisioneros políticos del 11J firmaron y publicaron una Declaración conjunta nombre del movimiento “Libertad y Derecho”, exigiendo su excarcelación libertad y haciendo un llamado a la comunidad nacional e internacional para continuar la lucha por restaurar los derechos civiles y políticos de los cubanos. Los firmantes fueron: Juan Enrique Pérez, Nilo Abrahantes Santiago, Maikel Armando Peña Suárez, Anibal Yaciel Palau Jacinto, Roberto Pérez Fonseca, Luis Enrique Álvarez González, Rolando Yusef Pérez Morera, Evelio Luis Herrera Duvergel, Nosley Lázaro Domínguez Linares, Enmanuel Roble Pérez, Yasiel Martínez Carrasco, William Valera Suárez. Algunos de ellos protagonizaron huelgas de hambre durante la reciente visita a Cuba de Josep Borrell, representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea. 

El 10 de julio, Juan Enrique Pérez se dirigió al comedor de la prisión de Quivicán (Mayabeque), con un pulóver y un cartel donde escribió «Patria y Vida», «Viva la Constitución de 1940», «Abajo la dictadura» y «Era tanta el hambre que nos comimos el miedo». Además, gritó consignas anticastristas. Según su esposa y activistas con contactos dentro de la prisión, los guardias lo golpearon, le pisaron la cabeza y lo aislaron del resto de los reclusos. 

En relación con este hecho, Dayana Aranda, esposa del manifestante, se dirigió al penal para intentar ver a su esposo. El jefe de la prisión solo accedió a ponérselo al teléfono. A petición de su esposo, Dayana se manifestó dentro de la prisión gritando “Patria y Vida”.

Además, Anniette González, Ienelis Delgado, Mayelín Rodríguez y Yennys Artola, presas por motivos políticos en la cárcel de mujeres Granja 5 (Camagüey), se vistieron de blanco como señal de protesta ante la injusticia.

En el Combinado del Este -penal de máximo rigor ubicado en La Habana-, el periodista independiente Jorge Bello Domínguez, y los manifestantes del 11J Idael Naranjo Pérez y Yerandis Rillos Pao, se vistieron de blanco como acto de conmemoración de esta fecha. Según reportes, han sido recluidos en una celda de castigo, donde permanecen hasta hoy 17. Yander Rodríguez, quien llevaba varios días vestido de blanco en la misma prisión, se rapó la cabeza y se negó a usar colchón en su celda, al tiempo que exigía la libertad de los presos políticos.

En la misma prisión, Daniel Moreno se declaró también en huelga de hambre, una vez que fue obligado a usar el uniforme de recluso.

José Rodríguez, Armando Guerra y otros reclusos de la prisión de Guamajal (Villa Clara) comenzaron el 11 un ayuno de 3 días. Asimismo, al menos hasta el 15 de de julio Denys Hernández Ramírez, Adrián Rodríguez Morena y otro recluso cuyo nombre se desconoce permanecían plantados en la prisión de Guanajay (Artemisa) desde el día 11.

Yoanky Báez, desde la enfermería de la prisión en Combinado del Este, anunció que no comería los días 11 y 12 de julio, para exigir su libertad. En la misma prisión, Adael Jesús Leyva Díaz y otros prisioneros, dejaron de comer durante esos días, según reportes.

Tania Echevarría, Sissi Abascal y Saylí Navarro, integrantes de las Damas de Blanco encarceladas en La Bellotex (Matanzas), iniciaron un ayuno por la libertad de los presos políticos cubanos, desde las 12:00 am del 11 de julio. El ayuno de Tania fue hasta las 10:00 am y el de Sissi y Saylí hasta las 3:00 pm. En relación con su ayuno y oración por Cuba, Sissi Abascal fue llevada a la dirección del penal donde fue amenazada para que abandonara la protesta pacífica.

También el prisionero político Eriberto Téllez Reinosa, desde la prisión en Santiago de Cuba, comunicó a la comunidad internacional que estaba realizando un ayuno de 24 horas en protesta de su injusta encarcelación por manifestarse pacíficamente.

Además, hubo acciones para evitar posibles protestas. Roberto Pérez Fonseca fue sacado de su destacamento y sus compañeros suponen que está en celda de castigo. 

A este tipo de actos arbitrarios dentro de las prisiones se suman las amenazas recibidas en la prisión de la Isla de la Juventud por Lizandra Góngora, a punta de cuchillo, según denunció su esposo.

Se denunció que un prisionero del Combinado del Este, Yussuam Villalba Sierra, estuvo desaparecido desde el 10 de julio hasta el 14. 

Destacamos que además, Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI) declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional, inició una huelga de hambre y sed desde el día 6 de julio, con lo cual no solo se adelantó a las acciones con las que las personas detenidas conmemoraron esta fecha, sino que al mismo tiempo, exige con ello su libertad. De igual manera, Maykel Castillo Pérez, conocido como Maykel Osorbo, se tatuó Patria y Vida en el antebrazo, según informaron desde prisión a sus familiares. El también artista ya había advertido, ante las violaciones a su privacidad cuando introdujeron una cámara de vigilancia en su celda, que cosería su boca en señal de protesta, tras lo cual, ha aumentado la represión contra él.


Si bien en algunas prisiones, como la de Quivicán, se reportó una mayor presencia militar, al menos en las calles de Santiago de Cuba y La Habana, también se desplegaron técnicas de intimidación. 

Múltiples usuarios de redes sociales en Cuba y sus familiares fuera del país, denunciaron problemas de conexión a internet desde el 10 de julio, específicamente, la imposibilidad de hacer llamadas o directas.

Wilber Aguilar, padre del manifestante condenado Walnier Luis Aguilar Bravo, denunció que los familiares de los presos del 11J de La Güinera estuvieron vigilados, y que las patrullas recorrían las calles del barrio constantemente.

Los padres de Jonathan Torres Farrat, uno de los menores detenidos y condenados por el 11J, Bárbara Farrat y Orlando Ramírez Cutiño, tuvieron vigilancia policial todo el día en su domicilio del municipio 10 de Octubre (La Habana).

En Güines, Mayabeque, Saily Núñez, la esposa del preso político Maikel Puig Bergolla, estuvo bajo vigilancia todo el día. Denunció, además, haber sido grabada por un agente de la Seguridad del Estado conocido como “Oliver”.

Las viviendas de Benito Fojaco, Coordinador Nacional del Frente Antitotalitario Unido (FANTU, Cienfuegos), Adrian Coroneauxvarias Damas de Blanco y la sede de agrupación (La Habana), también estuvieron sitiadas, incluso desde días anteriores al 11. Adrian Coronaux, quien es Vicepresidente del Movimiento Democracia y el Movimiento de Opositores por una Nueva República (MONR), fue detenido el día 12 cuando se dirigía a comprar alimentos. 

Eralidis Frómeta, activista y esposa del periodista y preso político Lázaro Yuri Valle, tuvo vigilancia desde el 8 de julio. 

El 11 de julio, Frederict Otero Angueira, miembro del MONR, fue arrestado en su casa tras un operativo realizado por la Seguridad del Estado y trasladado a Villa Marista (donde aún permanece), aparentemente acusado de propaganda contra el orden constitucional. El ex-prisionero político Leudis Reyes Cuza y su esposa Aimara Aguilar fueron conducidos en la mañana del 12 de julio a la estación de policía de San Miguel del Padrón. 

Además, recibieron prohibiciones de salir de su casa durante el día 11, las personas activistas Mel HerreraDaniel TrianaIsmario Rodríguez, Camila Acosta, según denunciaron en sus redes sociales. A Moraima Rodríguez se le prohibió salir de La Habana. Algunas de estas restricciones se mantuvieron por varios días consecutivos. 

En Camagüey, Madelyn Sardiñas y Abdiel Pérez fueron detenidos por salir a sentarse en un parque y subirlo a las redes el 11 de julio. Fueron trasladados a la 2da unidad de la PNR, donde fueron interrogados, amenazados con prisión e instados a abandonar el país. 

En Santiago de Cuba, oficiales de la Seguridad del Estado impidieron al ex-preso político Francisco Herodes Díaz asistir a misa el día 12. Lo amenazan con que enviarán a personas a que lo asesinen en el lugar donde reside. 

Entre las acciones que desplegó el gobierno durante estas jornadas, destacamos el editorial del periódico Granma el 9 de julio de 2023, así como un segmento en la emisión estelar del Noticiero de la Televisión Cubana del día 11, dedicados a criminalizar las protestas. 

Por otra parte, agradecemos las muestras de solidaridad con el pueblo cubano y los presos políticos durante estas jornadas, así como la reciente condena del Parlamento Europeo sobre las violaciones y abusos sistemáticos de los derechos humanos en Cuba. 

Recientemente publicamos nuestro reporte anual correspondiente a 2023 “Otro año sin justicia”. Ofrecemos un panorama general de lo que ha sucedido en Cuba luego del estallido social. De manera fundamental, sistematizamos cifras y patrones en torno a la represión estatal al estallido de julio de 2021, así como a las subsecuentes protestas ocurridas en el país. Ofrecemos un análisis del contexto y formulamos recomendaciones a la comunidad internacional, con la intención de que sean consideradas en posibles soluciones de justicia y reparación.


Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba